Loco Ponte, pizza al barrio

Como se acerca el calorcito, el Crítico se dio una vuelta por Loco Ponte para comerse una regia Giardiniere. Justo esa noche hizo frío, llegó medio tarde y le tocó comer… en el sótano.



En La Plata hay decenas de pizzerías que utilizan los colores de Italia, o que tienen nombres con asonancia italiana, pero que no reflejan ni remotamente esa italianidad en sus pizzas. No es el caso de Loco Ponte. En donde hacen una masa con características similares a la de la Vera Pizza Napoletana y, paradójicamente, no mencionan nunca a Italia. Sólo se preocupan en señalar el gran sentido de pertenencia que tienen hacia su barrio, Meridiano V.

Loco Ponte, como muchos locales de la zona, funciona como un marco espacial de memoria colectiva. En su pequeño local (4 o 5 mesas en planta baja y otras 8 en el sótano) pueden verse viejos boletos de tren, fotos, y decenas de objetos relacionados al viejo Ferrocarril Provincial que, justamente, da nombre al barrio.

Como ya se dijo, la de Loco Ponte comparte algunas características con la pizza oriunda de Nápoli. Salvando las distancias, tiene un tamaño más chico al que estamos acostumbrados por estos pagos. La masa también es finita en el centro, y tiene los bordes bien altos e inflados (es lo más parecido a un típico cornicione que se puede ver en La Plata). Su consistencia es más bien gomosa y de miga suave. En la costra se genera una capa delgada y quemadita que le da un sabor característico a esta masa, cocida en horno de barro a gas. Amantes de las pizzas crocantes, abstenerse.

A diferencia de las de estilo napoletano, a estas pizzas las cargan con bastante mozzarella. Elástica, sabrosa, con buen picor y un poco aceitosa. En fin, buena muza argentina.

El resto de los toppings está muy bien. Mucha verdulería y poco ingrediente de lata. Como debe ser (aunque no estemos muy acostumbrados).

En cuanto a la atención, esta suele ser muy buena. Aunque a veces, ese carácter barrial y descontracturado que los caracteriza puede transformarse en un arma de doble filo. En verano sacan decenas de mesas a la vereda y explota de gente, mucha gente. Y suele haber demoras, comandas equivocadas y esas cosas que pasan cuando se exceden las capacidades. Y ahí es donde la magia del barrio, para algunos exigentes, no alcanza.

Finalizando, Loco Ponte es un lugar interesante que todo amante de la pizza debe conocer. Sobre todo aquellos que tuvieron la suerte de probar la pizza napoletana y quieren volver a sentir ese gustito dulzón de la masa. ¡Ojo, puritanos! Que la de Loco Ponte y la pizza estilo napoletano no tienen parangón. Pero, con sus diferencias, hay algo que comparten. Una especie de Punctum, diría Barthes. Solo queda ir y encontrarlo, personalmente.

Fecha de visita: octubre/2016

Precio: moderado ($ 150 la Giardiniere - $ 140 para llevar-).
Suggerimenti: Loco Ponte despega con los primeros calorcitos. Si te gusta comer en la vereda, en ojotas y bermudas, andá en veranito. Si preferís comer más tranqui, sin tanta gente, andá en invierno y comé adentro. Eso si, llegá temprano asi no te toca en el sótano, que es medio encerrado.
Lo que le gustó al Crítico: los Calzoni. Lejos, los mejores de La Plata. La misma masa de la pizza, con una miga riquisima, y un relleno copioso. No podés dejar de probarlos.
Lo que no le gustó al Crítico: la atención, que puede flaquear cuando se ven desbordados de gente. Sobre todo en verano.




ACERCA DE LOCO PONTE:
Dirección: 18 esq. 70
Tel: 221 453-2338
Horarios: lunes a domingos por la noche

5 comentarios:

  1. Acabo de ir y estaba Increíble !!! La mejor Pizza de Argentina !!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya al Rey lagarto!!!!! Eso es pizza!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Convengamos que la de Rey Lagarto es lo que es: una pizza de bar aceptable, que sirve bien para acompañar la birra. O para alimentar a algún músico en la prueba de sonido ;-)

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.